El militar y el guardia civil de ‘la Manada’ cobrarán el 75% del sueldo base

651

El militar de la unidad de emergencias del Ejército (UME) Alfonso Jesús Cabezuelo y el guardia civil Antonio Manuel Guerrero, ambos miembros de ‘la Manada’, continuarán percibiendo el 75% de las retribuciones básicas. Así lo confirmó este jueves el Ministerio de Defensa, poco después de conocer la controvertida sentencia que les condena por abuso y no por violación, fallo duramente criticado por miles de ciudadanos que salieron a la calle para protestar.

Cabezuelo es militar de tropa y marinería con compromiso de larga duración y se encuentra en prisión preventiva en la prisión militar de Alcalá de Henares (Madrid). En aplicación del artículo 111 de la carrera militar, desde su ingreso en el centro penitenciario quedó suspenso en funciones y cesó además en su destino de la UME en Sevilla. Esta situación se prolongará  hasta que no exista sentencia firme. Mientras tanto, tanto él como el guardia civil percibirán tres cuartas partes de las retribuciones básicas que tienen asignadas. 

Ahora bien, el tiempo en que permanezcan en prisión no se computa a efecto de tiempo de servicios, ni trienios, ni derechos de régimen de la Seguridad Social. Es decir, quedan inmovilizados en el escalafón y no pueden ascender.

Cuando la sentencia (que puede ser recurrida) sea firme se procederá a la resolución del compromiso por condena por delito doloso.

La controversia

El militar y el guardia civil fueron condenados este jueves a nueve años de prisión y al pago de una indemnización a la víctima de 50.000 euros por abuso sexual. También se les impuso la prohibición de acercarse a la víctima y cinco años de libertad vigilada.

Además, a Guerrero se le condena a una multa por el hurto del móvil de la víctima, en el último instante, cuando huyeron del portal. Se les absuelve de agresión sexual y de un delito contra la integridad moral, a pesar de que la acción fue grabada en móvil. Seis de los siete vídeos se encontraron en el teléfono del agente de la guardia civil.

Fuente: el Periodico